RSS

Y…

Y qué tarde es, no voy a llegar. ¿Y lo he guardado todo? Y qué sueño. Y diez horas interminables. Y nervios, muchos nervios. Y, ¡por fin! Y las primeras sonrisas conocidas. Y los primeros abrazos. Y risas nerviosas en un coche. Y más nervios. ¡Y ahí están los demás! Y un tímido abrazo cargado de cariño. Y qué vergüenza. Y sois vosotros. Y me siento bien. Y ya solo hay sonrisas. Y cigarros de madrugada entre carcajadas ahogadas. Y golpes. Y, ¡ay!, ¡que me caigo! Y Barcelona. Y todos juntos. Y conversaciones a diez voces. Y recuerdos. Y una mirada nerviosa. Y ya estamos aquí. Y paz. Y Paz también. Y palabras nocturnas. Y qué miedo. Y playa, la tranquilidad de la playa. Y qué calor, no sobreviviré. Y una cena por la noche, en una noche cálida. Y una canción. Y, mierda, nostalgia. Y no me quiero ir. Y miro mientras todos sonríen y estallan en una carcajada. Y me siento bien. Y vamos hablando. Y daiquiris. ¡Y qué rico! Y quiero más. Y un daiquiri robado. Y todo por el suelo. Y más carcajadas. Y “¡gracias por hacerme normal!”. Y sigo sin querer irme. Y el Mediterráneo, qué maravilla. Y otra vez Barcelona. ¿Y será este el lugar? Y una mesa para cuatro que me hace sentir bien. Y más abrazos. Y qué majos, ¿no? Y sorpresas. Read the rest of this entry »

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 22/08/2013 en Writing

 

Etiquetas: , , , ,

Carpe Diem

Había bastado un mensaje para poner patas arriba su vida.
Hacía apenas unos meses que se habían vuelto a ver, ya que, tiempo atrás, como suele ocurrir cuando nos empeñamos en vivir, cada uno había seguido con su vida: Jon continuó centrado en su trabajo y Gaia se fue a estudiar fuera de la ciudad.
Al principio, se llamaban todos los días, mantenían charlas durante horas en las que se contaban su día a día, sus planes para el futuro o sus temores; otras veces, solo se escuchaban. Pero el tiempo, eso que hasta ese momento Gaia nunca había temido, suele jugar en el equipo contrario, desgasta tus defensas hasta dejarte sin aliento, te arrebata siempre la victoria y te deja con un mal sabor de boca cuando intentas recordar la lucha.
El paso de los años había logrado que entre ellos apenas existiera más que un mensaje en épocas festivas o en algún día señalado, se habían ido distanciando, aunque los kilómetros que los separaban fuesen los mismos, y ninguno de los dos sabía ya el nombre de los fantasmas del otro.
Hasta aquel día, meses atrás, en el que se habían vuelto a encontrar.
Read the rest of this entry »

 
Deja un comentario

Publicado por en 23/01/2013 en Writing

 

Etiquetas: ,

Louis

Y en cuanto lo vio lo supo… supo que era lo que había estado buscando durante todo ese tiempo.
Y viéndolo en aquel sofá, donde horas antes ella había estado soñando con otro, no pudo evitar sonreír al imaginarse con él…
Aquel, perfecto, tenía que ser para ella…: el bolso de Louis Vuitton que su amiga acababa de estrenar.

 
2 comentarios

Publicado por en 28/11/2012 en Writing

 

La carta que nunca te escribí

Exacto. Esta es la carta que nunca te escribí. No sabría explicar con seguridad por qué, aunque, quizás, el hecho de que siempre que le doy a enviar aparezca en mi bandeja de entrada un maldito error por dirección desconocida tenga bastante que ver.
Aun así, llevo años haciéndome las mismas preguntas, preguntas que no consigo borrar y que me machacan día tras día; porque, aunque hayan pasado años, no consigo deshacerme de ellas. ¡Las muy putas me persiguen!

Hace poco fue tu cumpleaños, ocho días antes que el mío… sí. Todavía recuerdo cuando eso significaba algo, cuando la emoción, las sonrisas y el nerviosismo llenaban aquel salón porque hasta él parecía saber que se acercaba un gran día, que habría una celebración, que, de repente, se llenaría la casa y por él corretearían decenas de niños y no tan niños impacientes por ver nuestras caras al abrir los regalos.
Ahora ya no hacemos fiestas. Ya no celebramos nada. Porque, cuando llega mi cumpleaños, es imposible no recordar que días antes fue el tuyo… y nos tortura a todos.
Te he dejado una de esas rosas rojas que tanto te gustan en el lugar de siempre. Llevo haciéndolo desde entonces… por si te da por volver. Read the rest of this entry »

 
1 comentario

Publicado por en 17/11/2012 en Thinking

 

Etiquetas: , ,

El mundo de Sofía

“Mierda. Me he vuelto a dormir en el coche”, pensó. Se incorporó en el asiento y revolvió dentro de su bolso. ¿Era posible que nunca encontrara nada a la primera? ¿quién había inventado los bolsos? Mejor hubiese inventado, no sé, la cura contra la estupidez humana.
Después de haberlo vaciado casi por completo en el asiento de al lado, consiguió sacar su espejo y una pequeña bolsa. Al cogerlo se vio reflejada en él: tenía el rímel corrido y las ojeras demasiado pronunciadas. Intentó disimularlo con un poco de maquillaje, pero no obtuvo el resultado deseado. Después, preparó con avidez una raya sobre el espejo y, una vez terminó, guardó cuidadosamente la bolsa dentro de su paquete de tabaco. Miró su reflejo una última vez: no había rastro.
Arrancó el motor, subió el volumen de la radio y se dirigió hacia la Colina, el único bar, por llamarlo de algún modo, que a esas horas encontraría abierto.

– Joder, qué cara tienes hoy.
– Yo también me alegro de verte.
– En serio, Sofía, ¿te has visto?
– ¿Por qué no te metes en tu vida? ¿Es que tú no te has visto la cara?
– Vale, vale. Siéntate. Llegas en el momento preciso. ¿Quieres una? –dijo él mientras preparaba meticulosamente sobre la barra lo que parecía un arsenal de coca. Read the rest of this entry »

 
2 comentarios

Publicado por en 27/02/2012 en Writing

 

Etiquetas: , , , , ,

Dos Almas

Párate. Respira. Piensa. Está nevando. Por fin. 

Por fin había llegado el invierno. Y, con él, las primeras noches de frío, de charlas frente a la chimenea, de mantas cálidas que no cubren los pies, de chocolate caliente y de todas esas cosas que hacían que el invierno, en realidad, fuera de todo menos frío.
Era la época del año que más le gustaba, quizás porque nunca era como se esperaba, porque era contradictoria, porque era como ella, porque era una y otra a la vez.

La nieve la había cogido desprevenida de camino a casa. Los primeros copos caían cubriendo de motas blancas su abrigo, y en un acto reflejo extendió los brazos a ambos lados alzando el rostro hacia el cielo. En ese momento, una sonrisa se dibujó en sus labios imaginándose ser Rose, pero en tierra firme y sin un ocaso por delante.
– Estás para sacarte una foto, Alma.
– Esa manía tuya de aparecer sin avisar terminará causándote algún problema -, dijo ella, sonrojándose mientras sacudía su abrigo de mala gana.
– Vamos, no te pongas así. Intentaba hacerte un cumplido.
– ¿Qué haces aquí? Read the rest of this entry »
 
3 comentarios

Publicado por en 04/02/2012 en Writing

 

Etiquetas: , , ,

Ruido

Ese ruido me está volviendo loca. ¿Es que no piensan arreglarlo? Hace días que lo escucho, es tan molesto que parece que se ha acomodado en el interior de mi cabeza. Estoy segura de que proviene de algún lugar cercano, quizás de ese panel blanco con manchas negras que está prácticamente todo el día conectado. Le he enviado un escrito a la administración de este lugar explicándole las molestias que causa, pero, como de costumbre, aún no lo han solucionado.

Nos trajeron aquí con la pretensión de realizar un estudio sobre la inteligencia artificial. Nuestro coeficiente intelectual es superior al de la media, motivo por el que nos han elegido a nosotros; no obstante, me resulta extraño que apenas nos dejen saber sobre la evolución del proyecto. Read the rest of this entry »

 
2 comentarios

Publicado por en 27/01/2012 en Writing

 

Etiquetas: , , ,